5 datos interesantes sobre la uva de mesa embolsada del Vinalopó

UVARICA > Blog > blog > 5 datos interesantes sobre la uva de mesa embolsada del Vinalopó

Uva Embolsada del Vinalopó

Las uvas de mesa embolsadas son un segmento importante del mercado de productos frescos. El proceso de embolsado hace que los productos duren más, reduce los residuos y mejora su aspecto. La popularidad de las uvas de mesa embolsadas ha crecido en los últimos años a medida que los consumidores son más conscientes de cómo se producen los alimentos y de cómo afectan a su salud. Las uvas embolsadas son conocidas por ser «limpias» y naturales, sin conservantes ni aditivos artificiales. A pesar de ello, la región del Vinalopó ha visto disminuir su producción de uva de mesa embolsada. Aun así, este segmento sigue siendo uno de los más rentables para los productores de esa zona. He aquí 5 datos interesantes sobre la uva de mesa embolsada de la región del Vinalopó.


Variedades de uva de mesa embolsada en la región del Vinalopó

Las uvas embolsadas de la región del Vinalopó con denominación de origen que cultiva UvaRica son de la variedad Doña María, Moscatel Italiano y Aledo. Para conocer más sobre las variedades de uva de mesa principales de UvaRica . En otoño comienza la recolección de Doña María, una uva espectacular, de sabor dulzón y que se asemeja a unas uvas de golosina. Aledo es la uva que consumimos en Nochevieja y en las celebraciones de fin de año. Si quieres conocer que uva vendemos o comprar la variedad que más te guste ponte en contacto con nosotros y te la serviremos donde nos digas.


Vendimia de la uva de mesa en la región del Vinalopó

La cosecha anual de uva de mesa en la región del Vinalopó es la más alta de España. Las mejores uvas de mesa proceden de las provincias de Valencia y Alicante, por donde pasa el río Vinalopó. En estas provincias, el terreno es llano y bueno para el riego y el cultivo. La temperatura media anual en la región del Vinalopó es de 16,5 °C y la pluviometría anual ronda los 100 mm, lo que la convierte en un clima cálido y semiárido. El río Vinalopó fluye por el centro de la zona productora de uva de mesa y riega los campos. Las malas hierbas y las plagas, como los mosquitos, se mantienen alejadas de los cultivos gracias al flujo de agua. Las enfermedades en los campos son escasas, ya que el clima no es adecuado para el desarrollo de hongos. La cosecha de uva de mesa en la región del Vinalopó dura unos tres meses, de noviembre a enero.


Los consumidores prefieren las uvas embolsadas de la región del Vinalopó

La gente prefiere las uvas embolsadas de la región del Vinalopó porque son 100% naturales, sin conservantes ni aditivos artificiales. Las uvas de mesa que se cultivan en otras zonas suelen ser rociadas con pesticidas. Estos productos químicos se eliminan antes de embolsar las uvas. Aunque las uvas de mesa embolsadas de la región del Vinalopó no son técnicamente ecológicas, ya que se riegan con agua del río Vinalopó, a menudo son certificadas como tales por organizaciones sin ánimo de lucro. Las uvas embolsadas también tienen una vida útil más larga que las uvas sueltas, que son más susceptibles a la podredumbre y las plagas. Esto las convierte en una mejor opción para los consumidores que quieren comprar a granel. Además, las uvas embolsadas no necesitan ser lavadas, lo que las hace muy prácticas.


¿Por qué hay menos uvas de mesa embolsadas del Vinalopó?

Las uvas de mesa embolsadas de la región del Vinalopó han disminuido debido a la popularidad de las uvas a granel y a los avances en la recolección de uvas de mesa. La producción de uva embolsada es mucho más barata que la de uva a granel. Sin embargo, el proceso de embolsado hace que las uvas de mesa sean más duras y menos sabrosas. El descenso de la popularidad de las uvas de mesa embolsadas ha hecho que se vuelva a prestar atención a la calidad de las uvas sueltas. Los avances en la recolección de las uvas de mesa también han hecho más eficiente el proceso de recolección de las uvas sueltas. Las uvas de mesa se cosechan manualmente, mientras que las uvas sueltas se cosechan mecánicamente. Esto significa que las uvas sueltas pueden cosecharse en casi cualquier condición meteorológica. En cambio, la vendimia de las uvas de mesa debe realizarse en condiciones óptimas. Las temperaturas más frías hacen que las uvas de mesa maduren más rápidamente. Esto supone un importante contratiempo para los productores, ya que a las uvas de mesa les conviene tener un largo periodo de maduración.


Las condiciones ambientales que hacen que las uvas de mesa embolsadas cultivadas en la región del Vinalopó sean tan deliciosas

La temperatura óptima para el cultivo de la uva de mesa es de entre 20 y 25 grados centígrados. Las uvas necesitan mucha agua para crecer adecuadamente y deben tener un pH del suelo entre 6,3 y 6,8. Todas estas condiciones sólo se dan en la región del Vinalopó. El río Vinalopó atraviesa el terreno llano de los campos de uva de mesa. El agua riega los cultivos y ayuda a mantener alejadas las malas hierbas. El terreno llano también permite una fácil recolección manual de las uvas. El río Vinalopó es también uno de los más limpios del mundo. Además, la región del Vinalopó tiene el pH del suelo perfecto para el cultivo de la uva de mesa. El suelo tiende a ser arenoso en esta zona, lo que permite que el agua penetre rápidamente y proporcione nutrientes a las plantas. El suelo arenoso también tiene un alto nivel de pH que no es particularmente útil para el cultivo de la uva. Los campos de uva de mesa se riegan con agua del río Vinalopó para reducir el pH del suelo. Esto hace que el suelo sea más alcalino y neutro, que es la mejor condición para las uvas.


Conclusión

La uva embolsada es un segmento importante del mercado de productos frescos. El proceso de embolsado hace que los productos duren más, reduce los residuos y mejora su aspecto. La popularidad de las uvas embolsadas ha crecido en los últimos años a medida que los consumidores son más conscientes de cómo se producen los alimentos y cómo afectan a su salud. Las uvas embolsadas son conocidas por ser «limpias» y naturales, sin conservantes ni aditivos artificiales. Las uvas embolsadas de la región del Vinalopó son conocidas por ser dulces y jugosas, con un color oscuro y rico. La cosecha de uva de mesa en la región del Vinalopó dura unos tres meses, de noviembre a enero. Las uvas embolsadas también tienen una vida útil más larga que las uvas sueltas, que son más susceptibles a la podredumbre y las plagas. Las condiciones ambientales que hacen que las uvas de mesa embolsadas cultivadas en la región del Vinalopó sean tan deliciosas las convierten en el producto ideal.

EnglishSpanish